TEMA DE ESTUDIO DON BENITO MANUEL VILLAGOMEZ

 

José de Jesús Vázquez Hernández

Honor a quien honor merece, un axioma que tiene su base en lo que señala la Biblia en Romanos 13, 7, “den a cada uno lo debido: al que se debe impuestos, impuestos; al que se debe contribución, contribución; al que respeto, respeto; al que honor, honor”, y esto es doblemente meritorio y bien recibido cuando se logra hacerlo en vida de quien lo merece.

Don Benito Manuel Villagomez, llegado a esta ciudad de Guadalajara del estado de Guanajuato allá por 1967, después de haber probado fortuna en diferentes ciudades donde hizo estudios, llegó de la ciudad de México como representante de una empresa de registradoras, a las que logró hacerles una modificación para facilitar el cobro a los clientes, situación que le valió un reconocimiento de la empresa.

Al año siguiente se involucró en el negocio de las tostadas y tortilla doras, una vez de observar el procedimiento manual de su fabricación, le ofreció a una persona que le iba a hacer una máquina que le fabricara las tostadas igual a como él las hacía y se la fabricó, quedando encantada esta persona con su máquina, lo que con el tiempo ha convertido a esta ciudad como la capital de la tostada.

Actualmente sus máquinas han derrumbado fronteras, y se localizan en diferentes países, como España, Qatar, Chile, Estados Unidos entre otras, un logro muy meritorio que ha dado empleo a muchas personas y ha contribuido con su trabajo y su ingenio para que el nombre de esta ciudad trascienda a través de sus productos más allá de los muros.

No solamente se ha dedicado a la fabricación de maquinaria, también como originario de Yuriria, donde su papá le enseñó a cuidar el agua de la laguna de Yuriria, conoció y se involucró con los amigos del Lago de Chapala, personajes como el cardenal José Garibi Rivera, don Guadalupe Zuno, Jesús Álvarez del Castillo, Jesús González Gortazar (El Chacho) entre otros.

Esto lo llevó a convertirse en un líder social y a defender no solamente el Lago de Chapala, sino a constituir la Fundación Cuenca Lerma Chapala Santiago para la defensa y conservación de todo lo referente al adecuado uso, aprovechamiento, distribución y calidad del agua para el consumo humano y beneficio de los consumidores, involucrándose en todos los asuntos del agua.

Este personaje nonagenario, no pierde su fortaleza, después de involucrarse en los negocios, en la política, en las causas nobles, ha escrito en poco tiempo dos libros, titulados “Si al lago de Chapala” y Falacias del proyecto de abasto de agua para Guadalajara” (2017), labor meritoria que le ha valido algunos reconocimientos, sin embargo sus aportaciones son dignas de mejores prebendas.

Foto cortesía de,wwwaxios1-periodicocultural.blogspot.com

jjesusvah@hotmail.com

Abril 29/2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *